Saltar al contenido
Salud dental

¿Las carillas de composite son una buena opción para eliminar las troneras?

abril 29, 2024
Carillas composite

¿Has tenido ortodoncia y te han colocado retenedores fijos en los dientes superiores e inferiores? Además, usas un retenedor removible para las noches, que encaja en ambas arcadas y cubre solo los bordes de los incisivos superiores e inferiores. Recientemente te han diagnosticado periodontitis y estás recibiendo curetajes periódicos. Desafortunadamente, te han quedado troneras, esos antiestéticos triángulos negros, lo que te hace sentir vergüenza al sonreír. Estás pensando en ponerte carillas de composite como solución a las troneras, pero te han surgido dudas como:

  1. ¿Se notará que llevas carillas de composite? Te preocupa que no se vean naturales y que sea evidente que no son tus dientes.
  2. Te gustaría colocarte carillas tanto en los dientes superiores como en los inferiores, pero en uno de ellos tienes una pequeña recesión en la base y te preguntas si eso puede ser un problema.
  3. Entiendes que tendrían que quitarte los retenedores fijos y colocar otros nuevos. ¿Sería necesario también un nuevo retenedor removible? Sabes que este tipo de retenedores tienen un precio elevado.
  4. ¿Las carillas cubrirían toda la cara frontal del diente? Has visto casos donde solo se utiliza composite para reconstruir la parte faltante del diente.
  5. Te han asegurado que el tratamiento es totalmente reversible y no afecta al diente. ¿Es esto cierto?
Carillas composite

En primer lugar, vamos a ver en qué se diferencian las carillas dentales y las restauraciones parciales de composite para cerrar una tronera. Es importante entender la diferencia: una carilla es una restauración que puede ser colocada directamente en la boca con composite (resina) o en el laboratorio con porcelana. Esta carilla cubre completamente la cara visible del diente, desde el borde hasta la encía, y a veces incluso un poco entre diente y diente, por lo que una vez colocada, no se verá nada del diente original desde una vista frontal.

Si el objetivo es reparar un diente roto o rellenar una tronera, no necesariamente se requiere una carilla completa. En lugar de eso, podemos optar por agregar composite únicamente en la zona del diente que lo necesite, como en la fractura del borde o en los espacios entre diente y diente.

Por lo tanto, estamos hablando de dos opciones para cerrar una tronera, y cada una tiene diferencias en el resultado final y en el grado de intervención:

  1. La carilla cambiará completamente la apariencia del diente, ya que ocultará la pieza original. Por lo general, se requiere un cierto tallado del diente para garantizar que el resultado no se vea abultado o excesivamente grueso. Es decir, parte del esmalte del diente debe ser removido para compensar el grosor de la carilla y lograr un aspecto natural. La estética final dependerá principalmente de la habilidad del dentista.
  2. Si optamos por aplicar solo composite en las troneras abiertas, no se eliminará esmalte, por lo que el tratamiento será completamente inofensivo. Sin embargo, seguirás viendo el diente original junto con el composite añadido por el dentista. La estética dependerá de la habilidad del profesional para que la restauración sea imperceptible. Si tus dientes tienen un color agradable y un aspecto normal, y tu única preocupación son los triángulos negros, esta opción de tratamiento parece más sensata y adecuada.

En las siguientes líneas te aclaramos las dudas que puedas tener:

  1. Si las carillas o las restauraciones se notarán dependerá principalmente de la habilidad y experiencia del dentista. Algunos profesionales logran restauraciones que son prácticamente invisibles, mientras que otros pueden hacer que se noten.
  2. La recesión en uno de tus dientes no debería ser un problema para ninguna de las opciones de tratamiento. En caso de elegir una carilla, esta recesión podría ser cubierta con la misma si el dentista lo considera necesario, o puede dejarse tal como está. Sin embargo, se recomienda tratar la recesión con un injerto gingival.
  3. Se sugiere retirar los retenedores linguales metálicos antes del tratamiento para facilitar el control de la adaptación del composite y el pulido. Es posible que necesites nuevos retenedores removibles después del tratamiento, dependiendo de si interfieren con la restauración colocada.
  4. La reversibilidad del tratamiento dependerá de si se elimina esmalte para colocar una carilla «verdadera» o si solo se aplica composite en la zona interdental para cubrir el triángulo negro.

Carillas composite precio

Las carillas de composite son una opción de tratamiento dental estético utilizada para mejorar la apariencia de los dientes. Consisten en finas capas de material compuesto de resina que se adhieren a la superficie frontal de los dientes para corregir defectos estéticos como decoloración, manchas, desgaste, fracturas, irregularidades en la forma o tamaño, y espacios entre dientes.

Estas carillas se diseñan y moldean cuidadosamente para que se ajusten perfectamente a la forma y el color de los dientes naturales, proporcionando un resultado estético y natural. Son una alternativa más económica a las carillas de porcelana y pueden colocarse en una sola visita al dentista, ya que se aplican directamente sobre el diente y se esculpen y pulen en el consultorio.

Las carillas de composite suelen ser menos duraderas que las carillas de porcelana y pueden requerir reemplazo o reparación periódica debido al desgaste o decoloración con el tiempo. Sin embargo, son una buena opción debido a su precio y a la capacidad de realizarse en una sola visita al dentista.

En 2024, el precio de una carilla de composite puede oscilar entre los 120 y los 380 euros por cada carilla. Es importante tener en cuenta que este precio puede variar dependiendo del número de carillas que necesites y la complejidad de cada caso.

Es importante consultar con varios dentistas para obtener presupuestos precisos y comparar opciones antes de decidirse por un tratamiento de carillas de composite.