Las consecuencias de perder un diente

 

 

 

Ya se lo dijo Don Quijote a su fiel escudero: «Porque te hago saber, Sancho, que la boca sin muelas es como molino sin piedras, y en mucho más se ha de estimar un diente que un diamante». No le faltaba razón a Don Quijote. La pérdida de un diente acarrea una serie de secuelas que van a comprometer la eficacia de la función masticatoria, el estado de salud y bienestar de nuestra boca y, por supuesto, el valor estético de nuestra sonrisa.

Las consecuencias de perder un diente son:

• Cambios en el patrón de masticación.  Para evitar daños en la encía desprotegida y compensar la pérdida de un diente, tenderemos a masticar más con otras zonas de la boca, pudiendo producir un mayor desgaste del resto de dientes, sobrecarga e incluso un desequilibrio del sistema masticatorio, que puede comprometer también a la musculatura y la articulación.

 

• Desplazamiento y separación de dientes. Los dientes adyacentes tenderán a ocupar el “hueco”, sufriendo desplazamientos y separaciones. Esto suele permitir que se empaquete la comida entre ellos, facilitando la aparición de caries, así como inflamación y molestias en la encía. Al aumentar la acumulación de placa bacteriana y dificultarse la higiene bucal al haber recovecos y zonas de difícil acceso, aumenta también el riesgo de sufrir enfermedad periodontal.

• Hipersensibilidad y caries. El diente de la arcada contraria (el superior al “hueco”) tendrá tendencia a sobreerupcionar, buscando un contacto que nunca encuentra. Al realizar este movimiento, las raíces suelen salirse del hueso y la encía, apareciendo hipersensibilidad y, nuevamente, un mayor riesgo de caries, pues se trata de una superficie más susceptible al ataque ácido de las bacterias.

• Sobrecarga y movilidad. Los dientes desplazados y en mala posición toleran peor las fuerzas de masticación, se sobrecargan e incluso pueden llegar a sufrir movilidad, lo que acentúa todos los problemas antes descritos por la pérdida de un diente, perpetuándose una situación que siempre tendrá tendencia a empeorar.

En caso de que el espacio a reponer se haya perdido debido al desplazamiento de los dientes vecinos, pueden ser necesarios otros tratamientos previos a la reposición protésica, como la ortodoncia o tratamientos endodónticos. Es decir, la reposición del diente requeriría tratamientos más complejos y costosos.

En definitiva, para evitar las consecuencias de perder un diente, resulta muy aconsejable reponerlo con la mayor premura posible, pues las secuelas serán menores y las opciones protésicas serán más sencillas, con tratamientos más rápidos, económicos y eficaces. El Consejo General de Colegios de Dentistas de España ha sabido condensar en el siguiente vídeo la reacción en cadena que trae consigo la pérdida de un diente:

|Fotografía: B Zedan|

 

Desarrollado por DT Author Box

Escrito por Dr. Javier Ventura

Dr. Javier Ventura de la Torre
Odontólogo
Especialista en Implantoprótesis
Clínica Enrile

Página web autor

Siga este autor en Twitter

Entradas relacionadas

Las consecuencias de perder un diente

Las consecuencias de perder un diente

Ya se lo dijo Don Quijote a su fiel escudero: «Porque te hago saber, Sancho, que la boca sin muelas es como molino sin piedras, y en mucho más se ha de estim

dientes

es

https://images.correotemporalgratis.es/buccasana.es/1220/dbmicrodb1-dientes-las-consecuencias-de-perder-un-diente-1049-0.jpg

2021-02-23

 

Las consecuencias de perder un diente
Las consecuencias de perder un diente

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en /las-consecuencias-de-perder-un-diente/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20